domingo, 4 diciembre, 2022

El Gobierno argentino a través de la empresa Nucleoeléctrica Argentina (NASA) negocia con la República China el financiamiento del 100% de la construcción de la cuarta central nuclear en la ciudad bonaerense de Lima, lo que demandará una inversión de US$ 8.300 millones, y cuyo contrato final se espera firmar antes de fin de año para comenzar las obras a comienzos de 2023.

El 1 de febrero, Nucleoeléctrica Argentina y la Corporación Nuclear Nacional China (CNNC) firmaron el contrato marco para la construcción de Atucha III, un reactor de tecnología Hualong, que ofrecerá al sistema 1200 MW y una vida útil inicial de 60 años, que se instalará en el Complejo Nuclear, en un terreno lindero al que utilizan las centrales Atucha I y Atucha II.

Las obras requerirán la creación de más de 7.000 empleos durante el pico de obra, 700 empleos fijos para su operación y una integración aproximada del 40% con los proveedores nacionales.

Pero para el inicio de obra, deben cumplirse los pasos en el marco del tratado país-país para llegar a la adjudicación directa del proyecto (porque no se trata de un concurso publico), y que fue aprobado por leyes de ambos países.

A partir de ese contrato inicial, Nucleoeléctrica y la CNNC avanzan en una decena de puntos de negociación, entre los que se destacan el cierre del acuerdo de financiamiento en el que hasta el momento China ofrece financiar el 85% de la obra de US$8300 millones, mientras que la Argentina aportaría el resto, es decir unos US$1200 millones.

Jorge Sidelnik, Vicepresidente de Nasa, la operadora de las tres centrales nucleares y que tiene a su cargo la construcción de las próximas dos, explicó que debido a la magnitud de la obra y el actual contexto macroeconómico la premisa de la empresa es buscar que la contraparte china financie el 100% del gasto, para lo cual aseguró hay “una buena recepción a la propuesta”.
De no lograr avanzar en ese sentido, la Argentina explora alternativas de financiamiento externo que permitan avanzar con esta obra que podría comenzar a inicios del año próximo, y que le permitiría al país incorporar un tipo de tecnología de uranio enriquecido y agua liviana que no se domina en la actualidad, ya que las centrales en funcionamiento son a base de uranio natural y agua pesada.

Fuente: Télam

Foto: Prensa

0 Comments

Leave a Comment

ÚLTIMAS NOTICIAS

Seguínos

INSTAGRAM